El Centro cuenta con el Proyecto Educando en justicia: jueces de paz educativos que se desarrolla en la etapa de secundaria, promovido por la Consejería de Educación y el Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia.
La formación del grupo de mediación de conflictos tiene como finalidad desarrollar la capacidad de diálogo, mejora de la convivencia y resolución de conflictos entre iguales. Va dirigido a resolver disputas y conflictos que no supongan una trasgresión grave de las normas de convivencia del centro.

Objetivos.

a) Mejorar las relaciones personales entre los miembros de la comunidad educativa, especialmente entre el alumnado.
b) Fomentar la resolución pacífica de los conflictos en la vida, no solo en el centro.
c) Ayudar a percibir la figura del mediador como alguien que presta un servicio muy útil desinteresadamente.
d) Adquirir herramientas eficaces para resolver los conflictos pacíficamente, favorecer la reflexión.
e) Ejemplaridad y eficacia de las medidas ante los conflictos.
f) Formación personal del alumnado de cualquier edad.

 

Principios básicos del programa.
­ Diálogo. Voluntariedad. Serenidad. Confidencialidad. Reflexión.  Equidad. Sinceridad.

El proyecto consiste en seleccionar y formar a un grupo de alumnos para que actúen como jueces de paz/Mediadores, para resolución pacífica de los conflictos.

¿QUÉ HACE UN MEDIADOR?

Un mediador ayuda a las personas que se encuentran en conflicto, a encontrar la solución evitando que se peleen entre ellos.

Facilita la comunicación entre ellos.

Los ayuda a identificar sus verdaderos intereses y necesidades.

Ayuda a las partes a comprender y expresar sus sentimientos.

No juzga ni defiende a las partes, solo los guía.